Vialidad al servicio de ciudades seguras

 

Hay temáticas de las que parece nos hemos olvidado o incluso nos parecen escolares, como lo es “vialidad”, pero la estructura, diseño y ahora el uso de elementos de Inteligencia Artificial, pueden ser fundamentales en la búsqueda de habitar una ciudad más segura desde el punto de vista del orden y la delincuencia. No deja de resultar a lo menos interesantes cuando en 2022 ocurrieron 90.000 siniestros de tránsito (cifras CONASET) y durante el mismo periodo la Brigada de Investigaciones ha detenido a 76 personas por secuestro.

 

Para entender algunos conceptos, “la vialidad se refiere al conjunto de condiciones y características que influyen en el flujo de vehículos y peatones en una localidad; comprende aspectos como el diseño y mantenimiento de las calles, señalización, semáforos, infraestructura de transporte y todas aquellas medidas que permiten un desplazamiento seguro y eficiente. En pocas palabras podríamos decir que una localidad funciona bien cuando se cumplen diversos elementos como, una infraestructura vial adecuada y bien mantenida, un flujo de tráfico eficiente y ordenado, señalización clara y comprensible, tiempos de viaje razonables, disponibilidad de opciones de transporte público y facilidades para peatones y ciclistas. Además, es fundamental que exista una reducción significativa en los accidentes de tránsito y una percepción positiva de seguridad por parte de los ciudadanos”, explica Luis Bravo, Socio Fundador de Constructora Bramal.

Otro punto a destacar es la inclusión, que desempeña un papel fundamental en la vialidad y la seguridad ciudadana. Es necesario garantizar que todas las personas, independientemente de su género, edad, capacidad física o condición socioeconómica, puedan acceder y utilizar de manera segura los espacios viales. La inclusión implica considerar las necesidades de todos los usuarios de la vía, incluyendo a peatones, ciclistas y personas con movilidad reducida, y diseñar una infraestructura vial que sea accesible y amigable para todos.

 

Inteligencia artificial al servicio de una ciudad segura

La tecnología, como la robotización y la Inteligencia Artificial, desempeña un papel crucial en la mejora de la vialidad y la seguridad ciudadana. La robotización puede ser utilizada para automatizar ciertos procesos de gestión del tráfico, como la detección de infracciones o la monitorización de incidentes. Por otro lado, la Inteligencia Artificial analiza grandes volúmenes de datos de tráfico y comportamiento vehicular, lo cual permite tomar decisiones informadas y anticipar situaciones de riesgo.

En cuanto al rol en la seguridad de la ciudad, ante el desborde la delincuencia en nuestro país, desde Constructora Bramal explican, “la vialidad puede ser un aporte significativo en la seguridad, un diseño adecuado de las calles y la implementación de medidas de seguridad específicas, como la iluminación adecuada, la presencia policial estratégica y la utilización de tecnología de vigilancia, pueden disuadir la comisión de delitos. Además, una buena vialidad permite una respuesta más rápida y eficiente por parte de las autoridades ante situaciones de emergencia”, comenta Luis Bravo.

El profesional explica que algunos elementos viales que pueden ayudar a la reducción de robos, secuestros y otros delitos parten desde la instalación de cámaras de seguridad en puntos estratégicos, la implementación de iluminación adecuada en zonas vulnerables, el diseño de calles con visibilidad y espacios abiertos, la incorporación de alarmas y sistemas de seguridad en vehículos, y la promoción de una mayor presencia policial en áreas de alto riesgo, incluso la televigilancia.

 

Voluntad de las autoridades y de la ciudadanía es la clave del éxito

Los privados, en este momento álgido, buscan contribuir a lograr una ciudad más amable y segura a través de soluciones tecnológicas innovadoras. “Desarrollamos e implementamos sistemas de monitoreo del tráfico inteligente que optimizan el flujo vehicular, reducen los tiempos de viaje y mejoran la seguridad en las calles. Además, colaboramos con las autoridades y otras empresas para implementar tecnologías de vigilancia, análisis de datos y aprendizaje automático que permiten una respuesta más rápida y eficiente ante situaciones de emergencia” enfatiza el socio fundador de Bramal deslizando la importancia de voluntad de los encargados de las políticas públicas.

“Es importante que las autoridades se comprometan realmente con la mejora de la vialidad y la seguridad ciudadana, asignando recursos adecuados para la implementación de soluciones tecnológicas y la modernización de la infraestructura vial. Además, se requiere una colaboración estrecha entre las autoridades y las empresas del sector, fomentando la participación público-privada y por sobre todo promoviendo la adopción de tecnologías innovadoras en beneficio de todos los ciudadanos. Por parte de Bramal seguiremos tocando puertas y trabajando en estrecha colaboración con las autoridades, la ciudadanía y otras empresas para lograr una vialidad más segura, eficiente y amable en nuestra ciudad” finaliza Bravo.

Para que la conjunción de todos estos elementos sea un real aporte es necesaria la colaboración de los ciudadanos, el buen funcionamiento del sistema vial depende en gran medida del comportamiento responsable éstos. Se espera que respeten las normas de tránsito, eviten conducir bajo los efectos del alcohol o sustancias psicoactivas, utilicen los pasos peatonales de manera segura y respeten los derechos de los demás usuarios de la vía. Asimismo, se alienta a la ciudadanía a informar sobre situaciones de riesgo y colaborar con las autoridades en la implementación de medidas de seguridad.