Vader celebro a lo grande en la RBX

Por Pablo Jota Gasc
Fotografías: Rubén Gárate (@brutal_pebre)

Una grata tarde de domingo en Santiago, y qué mejor que pasarla con una cervecita escuchando un poco de poderoso Death Metal. Así que llegué a la mítica Sala RBX, y me encontré con un buen número de metaleros listos, entrada en mano, para darse un gusto y celebrar juntos a la banda polaca Vader, quienes vinieron a celebrar sus cuatro décadas de carrera junto a su fiel fanaticada chilena.

Es bien sabido que nuestro país es reconocido por su pasión metalera, la familia roquera es unida, aclanada, apasionada, y son muchas las bandas que saben que vienen a la segura. Somos ciertamente su segundo hogar.

Los primeros en subir al escenario fueron la banda Resilient, quienes están presentando su primer Ep, “The Art Of Resilience”. Abel, bajista, vocalista y lider de la banda estaba sorprendido de toda la gente que llegó a ver la presentación -normalmente la primera banda toca para poca gente-, no fue ese el caso en esta ocasión. “Esto es nuevo para el grupo, – comentó Abel -, en el 2021 salió nuesto EP y en septiembre de este año lo empezamos a presentar, y lo de hoy fue muy rico para nosotros”.

Luego vino el turno de Undertaker of the Damned, una banda de black/death metal, formada en 1991, con vasto recorrido en la escena nacional, y varias grabaciones a su haber. Una presentación perfecta, poderosa, redondita.

A las ocho en punto subió el tercer telonero, otra banda de amplio recorrido y mucho carrete en la escena local, Diabolvs, quienes desde 2013 han dado cátedra con su metal duro y sus letras plagadas de temáticas actuales. El quinteto mostró lo mejor de su material de manera sólida. A esa altura, la sala ya estaba repleta.

Finalmente se vino la celebración, Vader se tomó el escenario y la audiencia explotó. El ambiente se llenó por completo de energía y potencia. A la cabeza de la agrupación se mantiene Piotr «Peter» Wiwczarek, voz y guitarrista, quien se ha mantenido a la cabeza desde 1983. El concierto se destacó por la increíble conexión entre la audiencia y la banda, recibiendo una respuesta potente y energética por parte de Vader, quienes ofrecieron una actuación absolutamente impresionante y poderosa en respuesta a la increíble energía de la fanaticada.

La velada fue excelente por donde se le mire. La producción armó una parrilla perfecta, para una celebración metalera de primer nivel. Los polacos de Vader se quedaron con la mejor impresión del público nacional, y los asistentes felices, porque fue una noche perfecta.