El Municipal de la ciudad jardín vibró con lo mejor de Nick Carter

Por Chisu Zepeda – Fotos Pablo Jota 

Una exquisita y fresca noche costera fue el marco ideal para la esperada reunión entre el otrora Backstreet Boys Nick Carter y parte de su fiel y comprometida fanaticada, en las excelentes dependencias del Teatro Municipal de Viña del Mar, en el marco de su gira mundial “Who I Am”.  

Con treinta años de experiencia sobre los escenarios, Carter conoce bien el manejo de la escena, y con su innegable talento y simpatía enamoró aún más a la audiencia, entregando un bien afiatado espectáculo que se extendió por unos noventa minutos, que debo reconocer, pasaron rápidamente. 

Como es bien sabido, Carter tuvo una exitosa carrera junto a la boy band, la que le hiso conocido en todo el mundo, pero, como más vale prevenir que curar, en 2002 lanzó su primer disco solista “Now or Never”, seguido una década más tarde por “Im Taking Off” y “All American” en 2016.   

Volviendo a la excelente noche en el Municipal de la ciudad jardín, el rubio cantante, puntualmente debo agregar, luego de la breve cortina musical en los acordes del tema “Big trouble”, apareció en escena con un terno blanco, camisa negra y una corbata a cuadros blancos y negros. Un look a lo película de Scorsese que, en verdad, no le sentaba bien. 

El set list, deliciosamente preparado, hiso un recorrido por covers ochenteros, entrelazados con sus más conocidos temas como solista y adornados con sus éxitos de su era backstreetniana. 

Todo comenzó con “Larger than life”, un clásico de la boy band. Luego vino “Everybody wants to rule the world”, de Tears for Fears, seguido de ‘Sunglasses at night’ de Corey Hart. Luego vinieron “Get over me” y “Don´t you forget about me”, de Avril Lavigne y Simple Minds respectivamente. A esta altura Carter ya había establecido la complicidad con la audiencia y explicó que estos cover eran parte importante de su vida, y que le había acompañado en el camino a ser quien era, además, habló harto sobre lo mucho que significaba conectarse con los fans de una manera tan personal, y que, de ahí, de todo eso, había salido el nombre de la gira, “Who I am”.  

De esta manera llegaron “Dirty Laundry” “80s Movie”, temas que forman parte de su carrera solista.   

Con el cambio de ropa en el medio de la jornada vino lo roquero, “Wanted dead or alive” de Bon Jovi, “You shook me all night long” de AC/DC, “Sharp dressed man” -en ese momento comentó que la primera vez que vio a ZZ Top en la televisión, fue de niño, viendo los MTV Music Awards-, todo esto, intercalando temas clásicos de los Backstreet y algunos de su carrera en solitario. 

El concepto detrás del espectáculo es, en sí, brillante. Incorpora música desde el año en que nació hasta el momento en que conoció a los Backstreet Boys a principios de los 90, junto a sus canciones como solistas. El espectáculo recorre de manera envolvente sus 30 años de carrera. 

El momento más emotivo de la noche llegó de la mano de “Hurts to Love You”, un sencillo lanzado a principios de este año, pocos meses después de la muerte de su hermano Aaron. “A medida que ha pasado el tiempo y hemos vivido la vida juntos, y a todos nos han sucedido cosas –dijo-, compartimos esas historias juntos… A través de la música también escuchas las historias de otras personas. Y esta canción de aquí es una canción muy importante que escribí recientemente. Así que espero que les guste” concluyó. 

Ya al final de la noche llegaron algunos de los mejores momentos para las fans que, se lo habían cantado todo. “Quit Playing Games”, “I Want It That Way”, “Everybody” y el grand finale con “Backstreet’s Back” a modo de broche de oro. El Municipal entero cantando a todo pulmón y con el alma, y, el sentimiento en la sala, pura, sana y verdadera camaradería. ¿La gran noticia para todos? Claramente, tenemos Nick Carter para rato. 

A modo personal, esperaba que el cantante aclarara que no tiene nada que ver con el alcalde de La Florida, pero eso no pasó.