Con una gran rutina, Fabrizio Copano es el Rey del Stand Up

Por Chisu Zepeda 

El pasado sábado, con unos minutos de retraso, para mi suerte, ya que había llegado levemente retrasada, el gran Fabrizio Copano, uno de los comediantes chilenos más destacados en la actualidad, subió al escenario de un repleto Teatro Cariola, que lo recibió con un sonoro aplauso y que, rápidamente, logró conectar con la audiencia gracias a su especial tipo humor.  

En su segundo espectáculo del 2024, Fabrizio Copano logró arrancar risas a una concurrida audiencia que colmó las dependencias del Teatro Cariola. El ambiente ideal para disfrutar del talento del comediante, que, con agudeza, ironía y humor veloz e inteligente, cosechó aplausos y carcajadas, marcando su regreso a Santiago tras presentarse el viernes en Chiloé. 

Durante aproximadamente una hora, Copano repasó su último año con una nueva rutina llena de sorpresas. Cumpliendo con las elevadas expectativas que generaba, el comediante, de 34 años, hizo estallar a la audiencia con una serie de anécdotas propias. 

Manteniendo su característico estilo, Copano logró arrancar risas desde el primer instante, como ya mencioné, conectando rápidamente con la audiencia. Claramente el comediante, luego de sus años dedicados al Stand Up en Estados Unidos, sumados a sus participaciones en programas televisivos de ese país, ha logrado perfeccionar su arte, exhibiendo una desenvoltura única, pocas veces vista en el medio local.  

Con su particular combinación de humor negro, su rutina abordó una amplia gama de temas, incluyendo su vida personal y su papel como padre, mezcladas con pinceladas de actualidad y política. En sus relatos, con tremenda naturalidad, Copano cautiva, embruja, envuelve, logrando que la audiencia se identifique de manera natural con sus historias y apreciaciones. 

Este espectáculo de humor es una experiencia completa, una ametralladora de material tremendamente divertido y bien seleccionado. Un espectáculo completo, perfecto de inicio a fin. Con esto, y sin el menor ápice de duda, puedo decir que Fabrizio Copano es, en estos momentos, el mejor comediante del país.