Almuerzo de camaradería en honor a Sergio Bitar y su esposa Kenny

Por Pablo J. Gasc
Fotografias: Claudio Chang Rojas

El pasado sábado 10 de junio, en el segundo piso del restaurant el Divertimento Chileno, a los pies del cerro San Cristóbal, se dieron cita más de ochenta personas para homenajear a don Sergio Bitar y su esposa María Eugenia Hirmas (Kenny). La invitación decía que todo comenzaría a partir de las trece treinta horas, así que llegué a eso de la una, para poder ver quien llegaba primero. Los homenajeados ya se encontraban en el lugar, conversando con la organizadora, la señora Marcia Covarrubias.

Uno de los primeros invitados en hacerse presente fue el ex presidente Ricardo Lagos Escobar, el saludo fue afectuoso, dos amigos de años, muchas historias, mucha agua bajo el puente. Aun no llegaba nadie, así que dieron un paseo por las dependencias, se pararon frente a la mesa de honor, tras de ella se encontraba un lienzo grandote, con fotos antiguas, recuerdos. Ambos conversaban, don Sergio le mostraba las fotos al ex presidente y reían.  El salón del segundo piso es un espacio grande, amplio, separado en dos; el primero, es donde se realizó el coctel, ahí se tomaron fotos, conversaron distendidamente, se reunieron por primera vez, en mucho tiempo, un grupo de personalidades de la historia de Chile. El segundo salón, es donde estaban las mesas, y donde se dieron los discursos.

Este evento histórico de camaradería y amistad cívica se realizó para reconocer la trayectoria y vocación democrática de Sergio Bitar y su esposa, en la vida e historia reciente de nuestro país. Un matrimonio, cuyo aporte, a pesar de los dolores vividos durante la dictadura, ha sido transversal, tanto así, que entre los asistentes se mezclaban reconocidos personajes tanto de izquierda como derecha. Era una reunión de amigos, camaradas, correligionarios, y algunos, en tiempos, opositores. Todos llegaron con una sola cosa en mente, presentar sus respetos al matrimonio que tanto aprecian y agradecen.

Una vez todos los asistentes se encontraban en sus puestos, tomó la palabra la organizadora, Marcia Covarrubias, quien explicó la razón del encuentro. “La idea que me inspiró – dijo –, fue la propia trayectoria de Sergio, de poder estar en todo momento al servicio de Chile, Senador, Ministro, Presidente de un partido político (PPD) (…) activo participante del Inter American Dialogue o del Think-Tank Chile y del Consejo de Prospectiva y Estrategia (…) Siempre contribuyendo, aportando”. “Ha recorrido incansablemente nuestro país y el mundo, de la mano de Kenny – agregó –, animado por su voluntad y curiosidad de aprender, de ponerse en el lugar del otro, de poder contribuir al bien común, y de construir puentes de diálogo” agregó. “Su trayectoria política y humana, es una síntesis de ello, constituyendo un ejemplo de consecuencia, de resiliencia, y de generosidad. Libre de rencores, de odios, y de todo el peso y cadenas que podrían haber supuesto experiencias y vicisitudes límite, que debió enfrentar, tan bien narradas en su libro ISLA 10, llevado a la pantalla magistralmente por Miguel Littin. Su caminar es sinónimo de puro amor a la humanidad” concluyó.

Luego, pasó al pequeño estrado el ex Presidente Lagos, quien, emocionado en todo momento y con la voz quebrada, destacó la personalidad del homenajeado y su esposa, a quienes trató, una y otra vez de amigos. “La resiliencia, la ética y la épica que Sergio Bitar siempre ha tenido, es un ejemplo y una inspiración” comentó, visiblemente conmovido.

Luego la Ministra del Interior Carolina Toha saludó al matrimonio con las más cariñosas palabras. “En pocas palabras – partió diciendo –, quiero mucho a Sergio, han sido tantas cosas las que han contribuido a este cariño (…) desde que fueron compañeros de Gabinete con mi papá, cuando estuvieron recluidos en Dawson (…) lo fui a recibir cuando regresó del exilio, y después en su casa, por la que todos los aquí presentes hemos pasado”.   

“Sergio siempre ha tenido una enorme curiosidad – continuó la Ministra –, una sed por el futuro, tanta gente con pasado glorioso, se sientan en el pasado y se achanchan, pero Sergio no. Por eso quiero a Sergio y a Kenny, porque en la vida, ambos han sido una catarata de cosas buenas”.

Ya casi al final, el actual consejero del Consejo de Defensa del Estado, Alberto Espina, emocionado, no solo tuvo palabras para los homenajeados, de quienes recordó anécdotas y momentos especiales, sino también para el ex Presidente, sentado en la mesa de honor, “al presidente Lagos – partió diciendo –, que fue un gran Presidente, de quien, como Senador, recibí grandes consejos, y esas cosas se agradecen”. Luego, dedicó unas palabras a la Ministra Toha, “ser Ministra del Interior es una pega dura, y yo creo que nosotros tenemos que apoyarla, porque con guitarra es otra cosa – comentó-, es tan fácil criticar. Esta mañana, la veía en televisión explicando cosas de sentido común, pero creo que todos los que queremos tener un país de verdad, donde superemos nuestros problemas, con nuestras diferencias y matices, y a veces diferencias profundas, tenemos que tener la capacidad de apoyar a quienes asumen estos cargos. Ella sabe que este es un cargo durísimo, yo le deseo Ministra el mayor de los éxitos, y cuente con mi apoyo” concluyó entre aplausos.

Ya entrada la tarde, y luego de que retiraran los postres, tomó el micrófono el homenajeado, quien, con la voz cortada por la emoción, agradeció a los presentes y a la vida. “Primero, quiero decirles que – partió diciendo –, para nosotros, y cada uno de ustedes, esta reunión es un regalo, de fraternidad, de compartir la vida, una causa, de Chile y su democracia (…) Hace mucho tiempo que no nos juntábamos (…) no es lo mismo vernos por zoom, y quiero agradecer a la organizadora, Marcia Covarrubias, con quien tenemos muchas historias”, ahí, se tomó su tiempo para contar cuando Marcia lo llevó a ver a Arafat en Túnez, siendo ella embajadora en Francia.

“Todos ustedes son personas de distintos momentos de mi vida – continuó –, y siento que somos un todo, nadie existe solo, todos existimos entre todos, y eso es lo que más emociona, somos todos vidas paralelas que nos vamos entrecruzando (…) En esta aventura que es la vida, y de mi última aventura, aquí hay un grupo importante de quienes me acompañaron en mi campaña en Tarapacá, y les quiero dedicar a ellos estas palabras de agradecimiento” concluyó.